lunes, 16 de septiembre de 2013

Ilustres conversos (I): Fernando de Rojas

Fernando-de-RojasFernando de Rojas es el autor de un clásico de la literatura española, la Tragicomedia de Calixto y Melibea, más conocida como La Celestina.

Nació en La Puebla de Montalbán, Toledo, entorno a 1470, estudió leyes en Salamanca y ejerció como abogado en Talavera de la Reina, población de la que llegó a ser alcalde. Murió en 1541 en Talavera, donde fue enterrado, resposando sus restos en la actualidad en la Colegiata de Santa María la Mayor.

Comedia de Calisto y Melibea, Burgos,Fadrique Alemán, 1499 fol 1rRojas pertenecía a una familia de judíos conversos de cuarta generación, quienes pese al tiempo transcurrido desde su conversión al catolicismo, tuvieron muchos problemas con el Santo Oficio al ser acusados varios de sus miembros de criptojudíos o marranos. El propio autor aparece investigado en documentos de la Inquisición de la época, en los que también se le señala como autor reconocido de La Celestina. 

 La Tragicomedia de Calixto y Melibea fue creada al parecer en sus años de estudiante en Salamanca, y publicada por primera vez en Burgos en 1499. Es su única obra conocida, y pese a tener una estructura dramática, fue escrita para ser leída y no representada, dada su extensión y su estructura. Rojas declaró haber encontrado escrito el primer acto, y a partir de ahí completar el resto de su propia mano, hecho que corroboran la mayoría de los estudiosos de la obra.

En cuanto a los posibles signos de la condición de converso del autor en La Celestina, no hay acuerdo entre los estudiosos. Unos dicen que la ausencia total de moral en los personajes, inusual en su época, llegando incluso a parodiar citas del evangelio o a ironizar con ellas, es indicio de su aversión al cristianismo, mientras que otros dicen ver en la obra elementos moralizantes típicamente cristianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada