miércoles, 18 de mayo de 2016

Canciones sefardies (XII): La rosa enflorece

Ya que nos encontramos en pleno del mes de mayo del calendario gregoriano, nada mejor que aprovechar la ocasión para escuchar este bellísimo romance musicado.

La rosa enflorece es el nombre de una cantiga de amor proveniente de la (en tiempos anteriores a la Shoá) floreciente comunidad sefardí de la isla de Rodas.

Es conocida también con el nombre de Los bilbilicos (los ruiseñores), las aves cantoras a las que se cita en sus versos. Como curiosidad etimológica, bilbilico proviene del turco bülbül , vocablo que como en tantos otros casos, pasó a formar parte del léxico sefardí durante el largo exilio en territorio otomano.

El romance aparece musicalizado utilizando otra influencia, en este caso anterior a la expulsión de los judíos, el denominado tetracordo hispano-árabe, que pasa de la música árabe a la hebrea durante el rico periodo de convivencia multicultural del medievo peninsular.

Los versos plasman un apasionado canto de amor y ausencia en un amanecer de primavera.

Aquí os dejo la letra, o mejor dicho, una de ellas. Al tratarse de un romance de transmisión oral, existen diversas versiones, aunque las tres primeras estrofas no suelen cambiar sustancialmente:
La rosa enflorece
en el mes de mayo
mi alma s'escurece
sufriendo del amor. 
Los bilbilicos cantan
suspiran del amor
y la pasion me mata
muchigua mi dolor. 
Mas presto ven palomba
mas presto ven a mi
mas presto tu mi alma
que yo me vo morir. 
La rosa enflorece
en el mes de mayo
mi alma s'escurece
firiéndose el lunar. 
Los bilbilicos cantan
con suspiros de aver
mi alma y mi ventura
estan en tu poder. 
Los bilbilicos cantan
en el arbol de la flor
debajo se asentan
los que sufren de amor. 
mas presto ven palomba
mas presto ven con mi
mas presto ven querida…
corre y salva me.

Y también una maravillosa interpretación correspondiente al XI festival Noches en los jardines del Real Alcázar de Sevilla. Palabras mayores, con  Eduardo Paniagua,  Felipe Sánchez y la delicada y magnífica voz de César Carazo, al que tuve el placer de escuchar en directo no hace mucho en Málaga, y que nos cautivó a todos los presentes por su virtuosismo.

Espero que lo disfrutéis:



5 comentarios:

  1. Una preciosidad, la música, la voz, la letra... En definitiva es un regalo que atraviesa el tiempo y llega veloz como una flecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de acuerdo totalmente, pero el mayor regalo es tener amigas como tú con las que compartir estas cosas... ahora y siempre

      Eliminar
  2. No tengo mejores palabras que este lindo villancico medieval:
    ¡Bien haya quien hizo
    cadenicas, cadenas,
    bien haya quien hizo
    cadenas de amore!

    ResponderEliminar
  3. Hola! ando buscando la partitura para voz y guitarra o piano de esta canción, soy de Bolivia y quiero cantarla en un futuro concierto, de casualidad tuvieran la partitura o saben dónde puedo conseguirla?. mi correo es diana_azero@hotmail.com y mi facebook Diana María Azero Saravia. Gracias!

    ResponderEliminar