sábado, 29 de marzo de 2014

Revanadas de parida

Las Revanadas de parida son un postre sefardí, hipercalórico y muy rico, que recibe esta denominación por ser tradición dárselas a comer a las recién paridas y favorecer así su recuperación y la subida de la leche. En cualquier caso puede comerlas cualquiera... que no tenga problemas de peso.

Aquí os dejo un precioso relato en ladino que refiere ésta tradición: Uzos i Kostumbres de los Sefaradís en Turkia: Paritura, Brit Mila i Fadas

Estos son los ingredientes principales:
  • pan viejo cortado en rebanadas
  • leche
  • huevo
  • aceite de oliva
  • corteza de limón o vainilla
  • canela

Y la preparación:

  • Se calienta la leche sin que llegue a hervir, con la corteza de limón o la vainilla 
  • El aceite (abundante) se pone a calentar en una sartén  
  • Se remojan las rebanadas en la leche templada y a continuación se pasan por el huevo batido
  • Se fríen en el aceite, vuelta y vuelta hasta que estén doraditas
  • Se sacan del fuego y se deja que escurran el exceso de aceite con un papel de cocina debajo
  • Se las reboza en azúcar y canela, almíbar flojo o miel
y a comer, templadas o frías, eso al gusto de cada cual.

Si a alguien le suena mucho esta receta es porque en España las llamamos torrijas y es típico comerlas en Semana Santa. Como el día ha salido lluvioso y estamos en casa toda la familia, me he animado a preparar unas cuantas para la merienda.

Esta es la segunda receta de postre que incluyo en mi blog (ver Miel sobre hojuelas), del tipo denominado "frutas de sartén", nombre que en la Edad Media se le daba en España a la repostería de masa frita, lo cual no es casualidad ya que toda ella es de origen sefardí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada