lunes, 25 de noviembre de 2013

Colgar el sambenito

En nuestros días, es común oir la expresión “colgar el sambenito” o “cargar con el sambenito” para hacer referencia a cómo se culpa públicamente a alguien por algo inmerecido, con el correspondiente descrédito. Es una expresión que tiene su origen en época más negra de la  Inquisición española.

En el Quijote ya aparece con el uso que tiene en la actualidad: “¡Ah, señor mío!, dijo a esta sazón la sobrina, advierta vuestra merced que todo eso que dice de los caballeros andantes es fábula y mentira, y sus historias, ya que no las quemasen, merecían que a cada una se le echase un sambenito o alguna señal en que fuese conocida por infame y por gastadora de las buenas costumbres” (Capítulo VI de la 2ª parte)

El sambenito ó saco bendito, de dónde viene el término, era en sus orígenes, una vestimenta que usaban los cristianos primitivos durante la penitencia. Colgaba por el pecho y la espalda a través de una abertura por la que se introducía la cabeza.


Recreación de un sambenito, en la Casa de Sefarad de Córdoba
Desde la Edad Media y hasta la invasión napoleónica, los condenados por herejía, nigromancia, o por judaizar, eran obligados a llevar un sambenito de lana, de color blanco o amarillo, estampada con la cruz de San Andrés, y también con llamas,  y otros símbolos que indicaban al tipo de condena a que sería sometido el reo. Además del sambenito, los sentenciados llevaban una coroza, sombrero alto de papel prensado en forma de cono o de mitra. 


Vestidos de esa guisa, eran obligados a desfilar descalzos y con un gran cirio encendido en la mano por las calles de la ciudad o pueblo, para que sufrieran escarnio público.

Si el destino del reo era la hoguera, esta era su última vestimenta, pero aunque no fuera así, una vez cumplido el castigo, el sambenito se colgaba en la iglesia junto al nombre del reo y de su familia, para que nadie olvidara nunca su culpa.

Goya Tribunal.Flammenhut
El Tribunal de la Inquisición, de Goya

No hay comentarios:

Publicar un comentario