lunes, 12 de agosto de 2013

Sospechosos habituales (I): Cristóbal Colón

Comienza la galería de Sospechosos habituales por todo lo alto, con el insigne navegante, descubridor y Almirante de Castilla Cristóbal Colón. Nada diremos sobre sus méritos y su periplo vital. Nos centraremos únicamente en sus misteriosos orígenes.

Retrato de Cristóbal Colón
Cristóbal Colón
Al parecer, nació en 1436, y el caso es que hay diferentes teorías sobre el dónde. No hay acuerdo unánime sobre su ciudad de procedencia, aunque es comúnmente aceptado que era de Génova, dado que él así lo declaró en vida y existen documentos oficiales de la época que podrían corroborarlo. 

Otras hipótesis basadas en sus escritos (que si el anagrama que utilizaba a modo de firma, que si los giros lingüisticos, que si no se le conocen escritos en italiano), lo proclaman catalán, balear, portugués, gallego, sevillano y así hasta un largo etcétera. Es lo que tiene ser una celebridad, que a toro pasado todos se te arriman.

Lo más relevante para nosotros no es dónde nació exactamente si no por qué el propio Colón en vida y, después de su muerte, su hijo Hernando de Colón, se empeñaron en ocultar cualquier información acerca de sus orígenes.

Dado un contexto histórico en el que si alguien no hacía gala de sus orígenes familiares era simplemente por su inconveniencia o incluso peligrosidad, no es descabellado deducir que algo importante trataba de ocultar, y esto podría muy bien ser un  origen judío.

Como el enigma de la procedencia de Cristóbal Colón parece interesar mucho a los investigadores, periódicamente aparecen estudios que pretenden zanjar "definitivamente" el caso. Y una de las últimas ocasiones tuvo lugar el pasado año, cuando la CNN difundió un artículo (de opinión) del que se hicieron eco varios medios nacionales e iberoamericanos.

Al parecer, nuevas investigaciones impulsadas por la Fundación Samson Trust (judía, dicho sea de paso) revelarían el origen sefardí de Cristóbal Colón en base a ciertas disposiciones de su testamento y a que en las cartas dirigidas a su hijo incluía siempre la bendición “bet-hei”, que significa b’ezrat Hashem  (con la ayuda de Dios en hebreo).

Además (y esto era ya conocido de antes) se señala que la financiación de la expedición no corrió a cargo de la reina Isabel de Castilla sino de Luis de Santángel, alto funcionario de la corte de Fernando de Aragón, de familia judía conversa, quien entregó 1.140.000 maravedíes de su propio patrimonio al almirante, y firmó las Capitulaciones de Santa Fé en nombre de los Reyes Católicos. También se cita que en la expedición iban 120 marinos judeo-conversos, y que el día de la partida del primer viaje a las Indias tiene especial significado en el calendario judío. A decir verdad, estas tres últimas supuestas pruebas son meramente circunstanciales y no demostrarían nada.

Anteriormente, otros historiadores reconocidos como Salvador de Madariaga ya habían aventurado la posibilidad de que fuese genovés, pero descendiente de judíos conversos catalanes, en lo que parece una teoría que reúne a las tres más plausibles. 

Todo son conjeturas, ya que sigue sin haber certeza ni a favor ni en contra. Por tanto, y en conclusión, la pregunta que queda en el aire es ¿era Cristóbal Colón de origen sefardí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada