martes, 16 de septiembre de 2014

Olite - Erriberri

Olite, o Erriberri en euskera es el nombre de un municipio navarro situado a unos 40 km al sur de la capital de Navarra, Pamplona. Está rodeado de viñedos y bodegas, siendo ésta una de las actividades económicas principales de sus habitantes.

Palacio de Olite
Vista general del Castillo de Olite


Parece que su fundación se debe a los romanos, ya que han aparecido restos de varias villas en los alrededores, así como un recinto fortificado del siglo I d.C. en el mismo solar en que se encuentra ahora el castillo. Fue tomada por los visigodos, y tras la invasión árabe, quedó situada en la frontera entre la Marca Superior y el incipiente Reino de Navarra.

Parador Nacional Príncipe de Viana - Palacio Viejo

Conforme avanza la reconquista, los sucesivos reyes de Navarra conceden a la población fueros, tierras de cultivo y realizan fortificaciones de la villa, el conocido como Palacio Viejo o de los Teobaldos (actual Parador Nacional) y finalmente, a finales del siglo XIV, bajo el reinado de Carlos III el Noble se convierte en una de las sedes reales principales a partir de la construcción del magnífico Castillo-Palacio de Olite, de estilo gótico civil francés.




El palacio estuvo decorado suntuosamente, según las crónicas de la época: yesería, alicatados, vidrieras policromadas y artesonados y techumbres doradas, tapices y mobiliario de maderas nobles, de todo lo cual no queda nada.  En tiempos de la invasión napoleónica fue incendiado para evitar que franceses se hicieran fuerte en él, y finalmente reconstruido a partir de 1937.

Entre sus instalaciones hubo un depósito de hielo, terrazas ajardinadas, fuentes e incluso un pequeño parque zoológico: leones, camellos, una jirafa, ardillas, pavos reales, papagayos y una pajarera para aves de cetrería.

Portal de entrada a la Rúa de San Francísco Rúa Mayor

Olite bien merece un extenso recorrido a pie. Las calles y plazas del casco medieval están magníficamente conservadas y nos transportan a otra época. Esta impresión es completa si acudimos a las Fiestas Medievales que se celebran a mediados de agosto, con talleres de vidrio, forja, cuero, tenderetes de artesanía y comida, demostraciones de cetrería, tiro con arco, y animaciones teatrales por las calles, desfile real incluido. Todo el pueblo participa engalanando las casas y caracterizándose para la ocasión.

Tímpano de la Iglesia de Santa María la Real

Aparte del Castillo, hay otros lugares de interés, aunque no tan impresionantes: el ya mencionado Palacio Viejo, la Plaza de Carlos III el Noble, con sus galerías medievales subterráneas, anejas al Castillo, la Iglesia de Santa María, la de San Pedro, y el Museo del Viña y el Vino de Navarra. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra y la Cofradía del Vino tiene su sede en Olite.

La judería de Olite

Olite contó con una pequeña judería durante toda la Edad Media, y hasta el momento de la expulsión en 1498. Conforme entramos en el casco antiguo por el portal de acceso a la Rua de San Francisco, a mano izquierda, la primera calle es la Rua de la Judería, que desemboca en la Plaza de los Teobaldos, junto al Palacio Viejo. Como el resto del trazado del casco antiguo, las casas están muy bien conservadas y no difieren en nada del resto del pueblo. Se sabe que hubo una sinagoga, aunque no el lugar exacto en que se encontraba. La aljama la formaban unas 14-18 familias que se dedicaban a labores agrícolas, sastrería, comercio, préstamos, el ejercicio de la medicina y según el pago de sus impuestos, no era especialmente rica. Tras la expulsión de Francia a mediados del s. XIV, se instalaron algunas familias judías de esa procedencia que engrosaron la comunidad local.

Rua de la Judería

En el siglo XX se descubrió en el Archivo Municipal un pergamino con caracteres hebraicos doblado hacia adentro y haciendo la función de guardas de un libro de actas del Concejo de Olite.


Torah de Olite
Al ser analizado el texto, resultó ser parte de una Torah del siglo XII ó XIII, concretamente los pasajes que van desde Números 33:9 hasta Deuteronomio 1:8.

No es el primer pergamino de origen judío que aparece cumpliendo esta función, se han descubierto contratos matrimoniales y otro tipo de documentos reciclados de similar forma. Lo especial es del caso es que se trata de un ejemplar del libro más sagrado, y de uso litúrgico, por lo que resulta extraño que no lo portaran con ellos al exilio.

Existe la hipótesis de que hubiera quedado escondido en un primer momento, y tras ser descubierto con posterioridad, fuera seccionado y reusado como guarda. Quien sabe.

Actualmente, la Torah se encuentra depositada en el Ayuntamiento de Olite, cuidadosamente enmarcada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada