lunes, 14 de abril de 2014

Pesaj

Esta noche hay una luna llena espléndida y única, la primera después del equinoccio de primavera, según el calendario hebreo, hoy es día 15 del mes de Nisan.

En el atardecer de hoy, día 14 de Abril del calendario gregoriano, y durante siete días (ocho si se está en la diáspora) los judíos de todo el mundo celebran la festividad de Pesaj, también conocida como la Pascua Judía, una de las más señaladas, en la que se conmemora la salida de Egipto, el fin de la esclavitud, y el constitución de la nación judía.

Son jornadas especialmente sagradas el primero y el último de este periodo, o los dos primeros y últimos si se está en la diáspora.

Coincide, no por casualidad, con la Pascua cristiana o Semana Santa, una de cuyas estampas más conocidas, la Última Cena, era en realidad la cena de comienzo de estas celebraciones, el Seder de Pesaj, ya que Jesucristo, era judío.

Plato de Seder

La cena de esta noche especial, prescrita en el libro del Éxodo, y de marcado carácter familiar se suele desarrollar siguiendo un estricto ceremonial, que incluye un relato de la salida del pueblo de Israel dedicado especialmente a los niños (Haggadah), cuatro brindis con vino en momentos determinados del ágape, el lavado de manos ritual, y la ingesta de los alimentos de la keará o Plato de Seder, tras lo cual se desarrolla el banquete en sí.

El Plato de Seder es una bandeja en la que se colocan 6 alimentos simbólicos: dos tipos de hierbas amargas, el jaroset (una pasta dulce de frutos secos), una verdura amarga (suele ser apio) en salmuera para recordar las lágrimas vertidas durante la esclavitud, una tibia de cordero asada que representa el sacrificio pascual que se realizaba en tiempos anteriores a la diáspora, y un huevo cocido que simboliza duelo, y que no es ingerido.

Además, durante los días de Pesaj, los judíos deben tomar pan ácimo sin levadura o metzá, para recordar la huída apresurada de Egipto.

Como curiosidad histórica, dada la coincidencia de festividad cristiana y judía, durante mucho tiempo en España, la Pascua fue la fiesta más querida por la población criptojudía o anusim, que podía de celebrar de esta forma sus ritos religiosos sin levantar sospechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada